Vivimos tan inmersos en la era del marketing moderno, rompedor y digital que muchas veces nos olvidamos de sistemas tradicionales que siempre deben ser los primeros en llamar la atención de los clientes que pasan por tu sede, me refiero a algo tan aparentemente sencillo como los rótulos para las paredes, el mejor exponente del marketing de proximidad que ningún gurú del marketing digital puede destronar.

Ya sabes que en este blog siempre estamos hablando del marketing digital para pymes y autónomos pero en esta ocasión vamos a dar un paso hacia los orígenes de la promoción de negocios, hacia el marketing más tradicional y de proximidad.

Volver la vista hacia formas tradicionales de anunciar tu negocio no es retroceder.

No te equivoques, tu negocio necesita el marketing digital, las redes sociales, internet y todas las formas de enseñar tu industria que el futuro nos depare, pero también ofrecer una correcta imagen corporativa cuando las personas visitan tu negocio o pasean por su fachada.

Sí que está muy bien que tengas la mejor publicidad online y aparezcas en un montón de medios pero no puedes descuidar tu imagen en el núcleo, en tu negocio físico.

Tu negocio necesita una buena fachada.

La fachada de un negocio es la parte o cara visible del local. Tener o no una fachada correcta puede significar el éxito o fracaso de tu comercio. Necesitas una fachada llamativa. Y llamativa no quiere decir que tenga colores chillones claro, sino que destaque de su entorno de alguna manera y que esté enfocada en que las personas que pasan cerca sepan que puede ofrecerles tu negocio.

Tips para llamar clientes de calle

Lo normal para encontrar una fachada ideal es usar el sentido común, si me pides un resumen, tu fachada debe….

  • Sobresalir entre los demás negocios vecinos.
  • Dejar claro qué es lo que se ofrece en ese local.
  • Tiene que ser limpia, organizada y clara.
Esta es muy original pero…¿a que se dedica este negocio?

Para lograr esto vamos a usar los siguientes patrones como norma general:

Utiliza los colores adecuados.

Una buena idea es utilizar colores fuertes que capten la atención del cliente. Me refiero a colores como el rojo, el naranja, verde e incluso el amarillo. Si utilizas uno de estos colores cualquier persona que vaya pasando de seguro notará que tu negocio existe y va a mirar a ver de qué trata. Pero procura armonizarlos con imagen corporativa, no debería distanciarse mucho de los colores del logo y demás elementos de branding.

Rompe los patrones de tus vecinos.

Puede que estés en una zona destinada a locales de alquiler como un centro comercial donde se tiende a armonizarlo todo, rompe con esa dinámica y haz que tu negocio se destaque del resto. Debes sobresalir con relación a la competencia.

Mira a tu alrededor y promete hacer algo nuevo.

Una bonita decoración.

Es una forma de hacer de tu fachada una obra atractiva. Además de todos los letreros y carteles se recomienda el uso de plantas, pequeñas fuentes de agua, lámparas, etc. Lógicamente estoy hablando de locales con la fachada de vidrio, porque de lo contrario no se vería la decoración. Otra bonita forma de decorar tu local son las pintadas murales, puedes seguir hablando con tus posibles clientes una vez se deciden a entrar en tu negocio.

Editar

Y hasta aquí llega nuestro artículo de hoy, espero que te haya ilustrado un poco y te haya abierto el camino para las dudas que estabas intentado resolver, muchas gracias por haber llegado hasta aquí. Si tienes algo que aportar o más preguntas que plantear, no dudes en hacerlo en la sección de comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *